Diseño de vestuario y artesanía: la combinación que resalta en el mundo de la moda

Texto: Pía Aguilera

Un ejemplo de retroalimentación entre diseñadores y artesanos se encuentra en el área de la moda, pues cada día son más los diseñadores de vestuario que buscan complementar sus creaciones con piezas únicas elaboradas a través de técnicas artesanales, ya sea con accesorios, aplicaciones o detalles. Como también a veces, la prenda misma es un producto artesanal en sí.

Aún para algunas personas la artesanía ha sido recluida a la compra ocasional del souvenir, objeto utilitario o decorativo, sin embargo, reconocidos diseñadores han rescatado las técnicas ancestrales que mantienen viva una tradición artesanal, ya sea el bordado, trabajos en cuero, técnicas textiles, entre otras.

Artesanos han colaborado en importantes colecciones de diseñadores, reflejando calidad y lujo. Incluso, estudiantes de diseño toman talleres y aprender a bordar para comprender cómo funcionan estas técnicas.

Desde el punto de vista de los consumidores, la monotonía de la moda rápida también ha abierto una brecha de un nuevo público que rechaza los materiales baratos y desechables, revalorizando el gusto por lo hecho a mano, comprendiendo el trabajo, dedicación y tiempo detrás del trabajo artesanal.

Para Jonathan Anderson, destacado diseñador de moda: “la vieja noción del lujo sin rostro y mecanizado está muerta”. Cree que las marcas de moda de hoy en día deben estar respaldadas por habilidades artesanales que reconocen el valor de la mano humana (Fuente: www.theglobeandmail.com).

Las iniciativas que combinan artesanía y diseño en la moda son infinitas, desde colaboraciones de artesanos en colecciones de lujo hasta programas que incentivan esta valiosa relación, en varios países del mundo.

En Chile, hay varios diseñadores y diseñadoras que siguieron esta línea, eligiendo caminar junto a la artesanía:

Kelgwo, es una marca de vestuario caracterizada por la mezcla entre artesanía e innovación, creada hace 19 años por Marcia Mancilla, quien rescata la tradición textil chilote, trabaja con artesanas de Chiloé que preparan ovillos de lana 100% a mano, y luego con estas fibras tejen a telar las prendas de vestir. Las lanas son de diferentes grosores y texturas (http://www.kelgwo.cl/).

Otro emprendimiento de este tipo, es Zurita, creada por la diseñadora Gabriela Farías, cuyas bases son el diseño ético y la sustentabilidad en toda la cadena de producción, utilizando materiales biodegradables y orgánicos, como el algodón orgánico, lino, lana, alpaca, obtenidos por las comunidades indígenas de la localidad altiplánica de Colchane, con las que trabaja.

Manifiestan en su página web: “Diseño + Artesanía: El diálogo fértil entre diseño y artesanía, actúan unificados como herramienta para un fin mayor”. (https://zurita.co)

La moda es sólo un área de muchas, en la cual se unen diseñadores con artesanas para beneficiarse mutuamente y generar un impacto consciente y positivo en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Send this to a friend